Las estaciones de bombeo de El Palo en el punto de mira

La decisión se produce tras aportar los vecinos la sentencia que confirma la ilegalidad de la instalación de Jaboneros, al realizarse en zona verde


La batalla que este verano emprendieron ocho asociaciones de vecinos de El Palo al denunciar ante la Fiscalía al Ayuntamiento por un presunto delito urbanístico en la construcción de las estaciones de bombeo de Gálica y Jaboneros en suelos calificados como zona verde cobra impulso con la decisión del fiscal de abrir diligencias para investigar este asunto. La resolución del departamento de la fiscalía encargado de los delitos contra la ordenación del territorio, patrimonio histórico y medio ambiente ha sido comunicada el presidente de la asociación de vecinos Zona Popular de El Palo, Rafael Caparrós, en los últimos días, tras aportar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJA) que, como adelantó este periódico (ver SUR 14/10/2015), reconoce a raíz de la demanda del vecino Manuel Hijano que el Consistorio implantó la estación de bombeo de Jaboneros en una zona verde y luego cambió el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para intentar avalar legalmente esta obra.

“Alguien tiene que hacerse responsable de estas acciones. Hay que depurar responsabilidades políticas y penales en el Ayuntamiento ante estos indicios de un posible delito de prevaricación. Sabían que estaban construyendo las estaciones de bombeo en suelos que estaban calificados como zona verde”, ha explicado Rafael Caparrós. En el escrito del fiscal, al que ha tenido acceso este periódico, se precisa que se incoan diligencias a la vista del escrito presentado por este representante vecinal “en relación con las obras de construcción de las estaciones de bombeo de aguas residuales Gálica y Jaboneros, ejecutadas por la empresa Emasa, supuestamente en zonas verdes, dentro de la demarcación del distrito Este de Málaga”.

Las asociaciones que denunciaron este asunto ante la Fiscalía el pasado verano son Rebalarte, Colectivo Paleño, Zona Popular El Palo, EUCC Miraflores de El Palo, Villa Cristina, La Mosca, Pinares de San Antón y asociación Miraflores. La estación de bombeo de Gálica fue construida en 1983 y la de Jaboneros data de 2005.

Fuente: Diario Sur

La Junta agotará el diálogo en los Baños del Carmen y acusa de “dejadez” al Gobierno

La Junta de Andalucía tratará de agotar la vía del diálogo para resolver el conflicto con los concesionarios de los Baños del Carmen sin tener que continuar en los tribunales. “Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para buscar una solución definitiva”, ha declarado de nuevo el delegado del Ejecutivo andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, quien, no obstante, ha lamentado que la “dejadez” mostrada por el Gobierno haya contribuido a acabar en la situación actual.

Según el delegado de la Junta, “en este asunto ha habido mucha dejadez por parte de otras instancias –en referencia al Ejecutivo central–, que lo han dejado todo en manos de la Comunidad Autónoma”, cuando, tal y como ha manifestado, “ha habido sentencias que no se han cumplido y que si se hubieran acatado, quizá habrían resuelto antes el problema”.

Con independencia de ello, ha expuesto Ruiz Espejo en una entrevista a Europa Press, “vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para buscar una solución definitiva, teniendo en cuenta, no obstante, la complejidad que supone este entramado competencial”. Para ello, “seguiremos los pasos que aconsejen los servicios jurídicos”, ya que, según ha dejado claro, “hay que actuar bajo la premisa del cumplimiento de la legislación vigente”.

Ante el recurso presentado por el grupo de empresarios liderado por los exediles del PP Damián Caneda y José Luis Ramos al inicio del procedimiento administrativo para retirarles la concesión del antiguo balneario, ha señalado que “estamos esperando los informes de los servicios técnicos y jurídicos de la Delegación Territorial de Medio Ambiente para que digan cuál es el camino posible y si hay alternativas mediante la vía del diálogo porque siempre hemos estado y estaremos abiertos a esa posibilidad”.

En este punto, ha incidido en que “hemos tenido contactos con distintas partes, pero en este asunto tenemos que ir de la mano de los servicios técnicos y jurídicos porque se cruzan distintas competencias, de la Administración central y de la Junta de Andalucía”, insistiendo en que, por su parte, “se pondrá siempre por delante el interés general para buscar una solución a un entorno de la ciudad que es clave y que hay que resolver de forma definitiva”.

Precisamente, Ruiz Espejo ha hecho hincapié en que “desde el inicio hubiéramos sido partidarios de una solución amigable y pactada”. Eso sí, ha agregado, “si, finalmente, no puede ser, cuando corresponda habrá que volver a sacar a concurso la concesión administrativa”.

El futuro de los Baños del Carmen se encuentra inmerso en un enredo tras la venta de las acciones de la sociedad Parque Balneario Nuestra Señora del Carmen, que tuvo lugar el pasado 30 de septiembre por parte de un grupo de cuatro inversores.

Entre dimes y diretes por parte de la Demarcación de Costas y de la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ésta última determinó, finalmente, que la compra de la concesión no era válida al no haber informado de forma previa a la Administración competente, es decir, a la autonómica.

Todo ello se complica ahora más a raíz del recurso judicial que los privados interpusieron contra la resolución de la Consejería de Medio Ambiente de incoar un expediente de nulidad de la concesión y sobre todo después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Málaga haya considerado que no es competente en esta causa, por lo que hasta dentro de varios años podría no haber un veredicto firme sobre el futuro de este emblemático espacio de la ciudad.

En concreto, el juez pide que se dirima si esta cuestión debe ser enjuiciada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Sobre la petición de medidas cautelares, determina que, hasta que no se resuelva a quién le corresponde la competencia, queda en suspenso la resolución sobre si se acepta o no la paralización de la retirada de los derechos de explotación que solicitaron los privados.

Fuente: Europa Press

La biblioteca de El Palo ya tiene 25 años

Hace poco que la Biblioteca Municipal “Emilio Prados” cumplió su 25º cumpleaños, hecho que se ha dado a conocer por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga.

La Biblioteca “Emilio Prados” fue inaugurada el 4 de junio de 1990. Estuvo ubicada en C/ Real, nº 18 (Barrio de El Palo), hasta el 15 de diciembre de 2006, en que se trasladó al emplazamiento actual de calle Almería.

Por este motivo se van a celebrar diversos actos y actividades durante este trimestre.

Exposiciones

Francisco Selva: “Homenaje a la Ñ”
Mariano Fernández Cornejo
Antonio Estévez: “Prados de color”

Charlas y conferencias (los jueves a las 19 h.)

24 septiembre  Disciplina positiva. Lucía Infantes
1 octubre  Crónicas sorprendentes de Málaga. Salvador Valverde
8 octubre  Pregones ambulantes malagueños. Juan Gonzalo Arrabal
15 octubre  Los orígenes de El Palo. José Antonio Barberá
22 octubre  La educación, claves del problema. Álvaro Cordón
29 octubre  Violencia y educación. Álvaro Cordón
5 noviembre  Recital poético. Grupo Capitel
12 noviembre  Emilio Prados, poeta. Antonio García Velasco

Contacto e información

Dirección: C/ Almería, nº 43-45 – 29018 Málaga
Teléfono: 951926102
E-mail: biblio.eprados@malaga.eu

Nereo, astilleros tradicionales contra viento y marea

  • Enclavado en el antiguo barrio de pescadores de Pedregalejo, resisten como uno de los escasos centros de carpintería de ribera del Mediterráneo.

  • Actualmente trabajan en la construcción de una réplica de un bergantín del siglo XVIII.


  • Pese a su catalogación en el Patrimonio Histórico Andaluz, el lugar sufre la amenaza de derribo: “Tenemos la obligación legal de conservar esto”.


En Pedregalejo, el antiguo barrio de pescadores del este de Málaga, cada vez se pesca menos, si es que se pesca algo. Abundan los chiringuitos con sus barcazas cargadas de brasas varadas en la arena, y ese es el modelo al que parece atado el futuro del barrio: restaurantes en el paseo marítimo, separando el mar de las casas de quienes un día fueron pescadores. Y entre todos esos chiringuitos, hay unos astilleros donde los barcos se ensamblan con cáñamo y brea, según patrones de origen fenicio que han llegado hasta hoy porque el aprendiz las conoció del maestro. El lugar es un “museo vivo” y lleva aquí más de un siglo. También es una especie de aldea gala de resistencia.

Al llegar a Astilleros Nereo nos recibe Klaus, un jubilado que está construyendo su propio barco. Cada día se desplaza de Nerja a Málaga para dar forma a un sardinal “de vela latina”, una embarcación marenga tradicional. Alfonso Sánchez Guitard, cuarta generación al frente de los astilleros, explica luego que esos botes estuvieron a punto de perderse en Málaga, donde sólo quedaba uno. Hoy se están construyendo cinco. El lugar da cuenta de una labor que se pierde y que él se empeña en conservar: “Todavía hay gente que pesca cuando sale el Lucero, que es Venus. Y los ojos de las jábegas se pintan en todo el Mediterráneo”.

Klaus explica al fotógrafo las herramientas, los planos, todo demasiado complejo para comprenderlo a la primera. A través de la Asociación Cultural, los voluntarios pueden diseñar y construir su propio barco en el astillero bajo la tutela de Sánchez Guitard. Hay también talleres y hasta 2009 se impartió un módulo de Formación Profesional, de 720 horas. Pocas, porque el oficio sólo se aprende pasando muchas horas en lugares como este. “Primero barriendo, luego sujetando una tabla… y poco a poco te inicias en el oficio. Así lo aprendí yo”, comenta.

Lo que ocurre es que lugares como este ya no quedan. Es el único de España donde se mantiene la carpintería artesanal de ribera y los astilleros reciben encargos de lo más diverso, más allá de encargos particulares. Desde préstamos para series de televisión hasta peticiones de la Armada. El Príncipe de Dubai pagó dos embarcaciones a tocateja y ahora trabajan en dos proyectos Marca España: la reproducción de un barco fenicio con 2.700 años de antigüedad usando patrones idénticos a las jábegas malagueñas, y una réplica del bergantín Galveztown, con el que Bernardo de Gálvez derrotó a los ingleses en la batalla naval de Pensacola. La réplica es un encargo de la ciudad más antigua de Estados Unidos, San Agustín. La quilla que ocupa el patio le servirá de esqueleto, a partir de las 354 toneladas de roble americano que el municipio ha donado al proyecto.

Los astilleros son algo más que un lugar de producción. Es una actividad interés etnológico, inscrita como tal en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz e integrada en la Red de Centros de Promoción de la Artesanía y la Etnografía de la Junta de Andalucía. Es un lugar que no se entiende sin la identidad marinera del barrio que creció a su alrededor. Cada año la visita de cientos de escolares, a quienes un oficial de marina retirado explica cuáles son las naves o qué tipo de herramientas se usan para calafatear. Pepe Molina, marengo de familia marenga (“No tengo sangre en las venas, sino agua salada”, dijo en una entrevista), les muestra las redes. Cada sábado los miembros de la asociación salen a remar con Rosario y Ana, una jábega de 1942.

Los astilleros son hoy el testigo vivo de algo que muere porque se deja morir. “Salir a pescar está en la médula de esta gente desde hace años. Hay un potencial tremendo para un turismo cultural de calidad que mantenga nuestras señas de identidad, sin que haya que arrasar para hacer lo mismo que hay en todos los sitios. ¿Por qué esto no se organiza? “, se pregunta Sánchez Guitard.

Tiene una respuesta: falta el interés político municipal. El ayuntamiento tiene un proyecto aprobado desde hace años, con el que pretende unir en línea recta Pedregalejo y el paseo marítimo a la altura del Morlaco, atravesando los astilleros y el balneario de los Baños del Carmen. El lugar dispone hasta ahora de una concesión administrativa, que podría ser rescatada. Cada año salta la noticia de que el Nereo irá abajo, y ahí sigue, a pie de rebalaje. Le han ofrecido compensaciones económicas o nuevas ubicaciones, pero él se niega porque entiende que los astilleros sólo pueden estar donde están. Junto al mar. El asunto, ya judicializado, llegará al Consejo de Estado, al que Sánchez Guitard ha pedido audiencia.

“Yo tengo la obligación de conservar esto, por ley, de manera que se garantice la integridad de sus valores. Nosotros y ellos tenemos esa obligación”, dice, poco antes de citar a toda velocidad las normas en las que se apoya. “¿Usted se va a cargar un lugar de interés etnológico, patrimonio cultural inmaterial catalogado como tal e inventariado en el registro de industrias centenarias, para retranquear una acera que no sólo no ha arreglado, sino que destrozó con una tubería ilegal? ¿Por qué me aplica la ley de manera desigual en cuanto al deslinde de la zona marítimo terrestre? ¿Tenemos que llegar hasta el Tribunal Constitucional o hasta Europa? Pues vamos a llegar a Europa con los pleitos”. No hay resignación en sus palabras, sino voluntad firme de resistencia: “Nos han convertido en noticia porque hemos resistido”. Y ahí sigue, contra viento y marea.

Fuente: eldiario.es

El Morlaco, un enclave descuidado

Tener un parque natural en la misma ciudad y ver que no se cuida y que además se maltrata es frustrante. Una sensación que experimentan los vecinos que residen en los alrededores de El Morlaco, que a diario son testigos de cómo se va deteriorando este pulmón verde de 160.000 metros cuadrados que tiene Málaga. La escasa limpieza, falta de mantenimiento, ausencia de vigilancia y la presencia de personas que lejos de cuidar este enclave tan privilegiado lo maltratan propician esa sensación de desazón. «Es una pena, una vergüenza y existe peligro de incendios tal y como lo tienen entre el Ayuntamiento y la empresa de mantenimiento», se queja Antonio Linares y María Victoria, dos vecinos de la zona que frecuentan el parque y que conocen sus rincones como la palma de sus manos. En un recorrido con ellos por el enclave, descubrimos lo que en realidad encierra este bello paraje. Empezando por el mirador, lugar donde la presencia de fragmentos de cristales en el suelo y en los alrededores delata lo que allí sucede. Porque según estos vecinos, el parque es utilizado por jóvenes para hacer botellón, ya sea en horas en el que el recinto permanece abierto o cuando cierra sus puertas. «Se quedan dentro del parque ocultos cuando cierran o saltan por algunos de los puntos de la valla que hay rotos», dicen. La visión que se obtiene al asomarse al mirador es desalentadora: cristales de botellas y envases rotos total o parcialmente, pues cuando terminan de beber acostumbran a estrellar las botellas contra las piedras. El muro, además, está pintarrajeado.

La suciedad se hace más presente aún en la zona conocida como ‘El circo romano’, una pequeña vaguada que acoge un antiguo redil que en su día fue restaurado por los propios vecinos y donde aparecen esparcidas bolsas de plástico, vasos, envases de todo tipo, botellas, cartuchos de pipas y demás desechos alrededor de un banco que han llevado allí. No es el único mobiliario desplazado, pues otros bancos del parque también han sido colocados en otros rincones más ocultos, y algunos de los que quedan están en bastante mal estado. «La limpieza es escasa y además no hay mantenimiento porque no reponen el mobiliario roto», se quejan. En el parque es fácil ver también árboles caídos, lo que en opinión de estos vecinos «constituye un peligro, pues cualquier día se puede producir un incendio».

El recinto cuenta también con una entrada por Parque Clavero, cuyos vecinos más próximos ya expresaron hace días su temor a que se declarara un incendio en el parque que afectara a sus viviendas, pues ya ha habido antecedentes, los últimos este mismo verano.

«Esto es una lástima, porque el deterioro va a más y no ponen remedio. Aquí viene un empleado de la empresa de mantenimiento, pero no existe una limpieza en condiciones del parque ni tampoco reponen lo que se rompe», dicen los vecinos, que añoran los tiempos en los que el parque contaba con vigilantes que mantenían un control sobre el paraje.

Fuente: Diario Sur

Nuevos ejemplares de camaleón en San Antón

Esta mañana se han liberado diez ejemplares de camaleón común, los cuales han sido atendidos y recuperados en el centro en el Centro de Control de la Biodiversidad (CREA) durante 2015 por diferentes afecciones sanitarias. El lugar de la reintroducción ha sido consensuado por los técnicos del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Málaga, de la Dirección General de Gestión del Medio Natural de la Consejería y del CREA de Málaga, respondiendo al Protocolo de Actuaciones para la Conservación del Camaleón común en Andalucía.

Los criterios para la selección de la zona se fundamentan en el respeto a las zonas de procedencia de los ejemplares y en el interés en potenciar poblaciones de enclaves singulares, como es caso del Paraje del Monte de San Antón. En dicho enclave se desarrollan actuaciones para la conservación de los hábitats del camaleón, lo que garantiza la supervivencia de esta especie. Además, en el entorno existen núcleos poblacionales con lo que se pretende reforzar dichas poblaciones y aumentar tanto el número como la diversidad y variabilidad genética de la especie.

El pasado 28 de agosto se liberaron diez camaleones en el Parque Natural de los Montes de Málaga, y junto con estos de hoy ampliamos el mayor núcleo poblacional del Municipio de Málaga. De los ejemplares introducidos hoy, cuatro son machos y seis hembras.

Todos los ejemplares atendidos en el Centro de Control de la Biodiversidad, son cedidos por el CREA de Málaga y cuentan con una ficha clínica en la que se anota el tratamiento que reciben. Los animales introducidos son ya un total de 280 desde el inicio del proyecto en 2011, con los que se ha contribuido a la mejora, recuperación y conservación del Camaleón común y de sus poblaciones en la provincia de Málaga. Las afecciones más significativas de estos camaleones recuperados han sido deshidratación y delgadez (por su tenencia en cautividad), quemaduras superficiales, heridas por atropellos e intoxicación (por herbicidas e insecticidas).

Fuente: Ayuntamiento de Málaga

El Ayuntamiento no repara el puente de Arroyo Jaboneros

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno, ha alertado por segunda vez mediante escrito al Ayuntamiento de Málaga de la necesidad de que proceda al arreglo del puente que cruza el Arroyo Jaboneros dado el deterioro en su cimentación, el riesgo de colapso del mismo y el consiguiente peligro para las personas.

Moreno ha recordado mediante escrito el pasado 10 de septiembre que la Junta de Andalucía “ha ejecutado labores de mejora en el cauce”, que se llevaron a cabo en junio pasado, y ya advirtió por escrito al Ayuntamiento a comienzos de julio de que el puente –de titularidad municipal– se encontraba en mal estado, motivo por lo que “no se pudo retirar la tierra y sedimentos acumulados en uno de los ojos del puente al haber peligro de derrumbe”.

El delegado ha subrayado, en un comunicado, que Medio Ambiente ha ejecutado una obra presupuestada en algo más de 16.000 euros para la mejora de la capacidad hidráulica del arroyo, realizando movimientos de tierra de más de 3.500 metros cúbicos de áridos del mismo, aguas arriba y abajo del puente.

Al observar el “mal estado” de conservación del puente, ha explicado que “durante el transcurso de las obras que acometió Medio Ambiente en el cauce del arroyo en junio se informó a personal técnico municipal y se realizó inspección conjunta, tras la cual se determinó la peligrosidad del estado y se decidió interrumpir el acceso sobre el puente por seguridad vial, tras lo cual personal técnico municipal señalizó mediante vallado la prohibición del paso”.

Por los problemas de seguridad y el riesgo de derrumbe del puente, “se acordó con los técnicos municipales no proceder con la extracción de sedimentos bajo el mismo para no afectar a la estabilidad de la infraestructura”, ha agregado el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Moreno ha recordado en su último escrito al Ayuntamiento que, tras las últimas lluvias del mes de septiembre, técnicos de la Junta han realizado una inspección en la zona y han comprobado que “no ha sido realizada la reparación del puente”.

Fuente: Europa Press

49º Concurso Nacional de Albañilería “Peña EL PALUSTRE”

El próximo domingo 20 de septiembre se celebrará el 49º Concurso Nacional de Albañilería, organizado por la Peña el Palustre de El Palo y que cuenta con la colaboración de la Junta Municipal de Distrito de Málaga Este, la Gerencia Municipal de Urbanismo, la Diputación Provincial de Málaga, la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía, la Federación Malagueña de Peñas, el Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga y el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Málaga.

Cartel del Concurso

La cita será a partir de las 8:00 h. en la plaza del Padre Ciganda de El Palo.

Este concurso de albañilería, tras casi medio siglo de permanencia, ha alcanzado una importante repercusión en el país y participan en él personas venidas de diferentes provincias. Este certamen tiene como objetivo estimular a los albañiles para que incrementen los conocimientos propios de su oficio, así como la mejora de la destreza y habilidades de su quehacer profesional.

Los participantes compiten integrados en cuadrillas, cada una de ellas formada por un oficial de albañil y un ayudante o peón. Podrán inscribirse hasta 35 cuadrillas. Todos ejecutarán simultáneamente el mismo trabajo de albañilería. Alcanzará el primer premio aquella cuadrilla que demuestre superioridad tanto en conocimientos técnicos como en destreza. Se concederán otros galardones a los siguientes clasificados.

La comisión organizadora del Concurso elegirá la pieza de fábrica de ladrillos a realizar por los participantes, que tendrán un plazo de 4 horas para su construcción. Su ejecución exigirá alguna operación de replanteo y trazado, con lo que se podrán juzgar los conocimientos de las cuadrillas.

Los materiales a utilizar se suministrarán a los participantes, que realizarán la construcción de la pieza dentro del correspondiente espacio acotado y adjudicado previamente a cada una de las cuadrillas. Los participantes deberán acudir con las herramientas propias del oficio, quedando totalmente prohibido utilizar materiales ajenos a los facilitados por la organización.

El jurado calificador estará integrado por los miembros de la comisión organizadora del concurso, arquitectos, aparejadores, arquitectos técnicos, constructores y el oficial ganador de la pasada edición del concurso; contando con representantes de los colegios profesionales de arquitectos y aparejadores.

Fuente: Ayuntamiento de Málaga