Vecinos de El Palo denuncian las estaciones de bombeo

Los vecinos de El Palo han terminado por llevar al Ayuntamiento ante los tribunales en su «guerra» por acabar con los malos olores y vertidos que generan las estaciones de bombeo de Jaboneros y Gálica, tras años de quejas. Ocho asociaciones de vecinos de la barriada (Asociación Rebalarte, Colectivo Paleño, Zona Popular El Palo, EUCC Miraflores de El Palo, Villa Cristina, La Mosca, Pinares de San Antón y asociación Miraflores) han denunciado ante la Fiscalía al Ayuntamiento por un presunto delito urbanístico. Aseguran que las dos instalaciones se han edificado en zona verde.

En el escrito presentado esta semana ante la Fiscalía, de 150 folios, piden al Ministerio Público que investigue si el Ayuntamiento de Málaga ha podido incurrido en un delito urbanístico al construir las estaciones de bombeo en zona verde. La de Gálica fue construida en 1983 y la de Jaboneros data de 2005.

Las instalaciones tienen como finalidad impulsar las aguas residuales y pluviales de la barriada hasta la depuradora del Peñón del Cuervo. La estación de Gálica completa el recorrido que realizan las de Bellavista y Jaboneros.

Según el portavoz de los ocho colectivos y presidente de Zona Popular, Antonio Caparros, «llevamos denunciado los malos olores que produce estas dos estaciones desde 1998», sin que se ponga fin a esta problemática.

«Llevamos denunciado los malos olores que produce estas dos estaciones desde 1998», sin que se ponga fin a esta problemática

Caparros declaró que el problema se acentúa los meses de verano como consecuencia del aumento de la población. «Lo normal es que se colapsen y tengan que aliviar las aguas residuales a través de dos colectores que funcionan como aliviaderos y que vierten a unos 150 metros de la playa», explicó.

El representante de los vecinos dijo que aunque el Ayuntamiento, a través de Emasa, realizó ya hace unos años obras por valor de un millón para la desodorización de la instalación, los malos olores continúan, lo que sigue provocando las protestas y quejas de los vecinos.

El pasado mes de febrero, los colectivos dirigieron un escrito el edil de Urbanismo, Francisco Pomares, acompañado de 780 firmas de vecinos, solicitando la recuperación para la barriada de la zona verde sobre la que se levantan las dos estaciones. «Advertimos al Ayuntamiento de nuestra intención de llevar el asunto a la Fiscalía, sin embargo cinco meses después no hemos recibido ninguna respuesta. Tampoco nos han contestado a la cita que le pedimos al concejal», explicó Caparros.

Las ocho asociaciones vecinales exigen que las estaciones sean trasladas a otra ubicación y recuperar así para la barriada de El Palo el espacio que ocupan las dos instalaciones y se busque un emplazamiento idóneo como vía para acabar de una vez por todas con el problema de los malos olores.

Esta no es la primera vez que denuncia que las dos instalaciones se levantan sobre zona verde, ya lo hicieron en octubre de 2014.

Fuente: Diario SUR

Guarda el enlace permanente.

Comentarios cerrados.